Argentina





 

Galería virtual de artes visuales de Rosario
   









Nunca Más [León Ferrari] y Sudarios [Martha Greiner]- COAD . Palabras de Laura Capella

20 de marzo de 2013 a la(s) 13:11

     Mi agradecimiento a León Ferrari y a Marta Greiner, por su obra. A Adriana Davidovich por apostar al trabajo con entusiasmo y a la COAD  que está integrada y dirigida por unos cuantos queridos amigos y amigas.    
 La fecha y la temática de la muestra me eximen de dar mayores explicaciones acerca de porqué estoy yo acá y no un critico de arte. Supongo que mi trabajo de las últimas décadas acerca de la memoria, la subjetividad y los Derechos Humanos hace que me hayan invitado a este acto.
Y me alegra enormemente sobre todo hoy, porque que  a días de cumplirse 37 años del golpe cívico-militar más horrendo de nuestra historia, vientos inquietantes, delirantes, seniles y desmemoriados nos amenazan.    
 La muestra de León Ferrari, titulada Nunca Más, ha sido creada para ilustrar la edición de Página/12 del informe de la CONADEP. ¡Nunca más! fue la consigna ética que nos atravesó como pueblo en los últimos tiempos de la dictadura y en la ‘primavera’ de los primeros años de democracia. Luego vendrían las leyes de impunidad y el neoliberalismo.
Actualmente muchos genocidas están purgando sus condenas o siendo juzgados por la insistencia de la lucha de los organismos de DDHH y gracias a un momento que -en un aspecto- podemos considerar de mayor madurez cívica.   ¡Esa es la política de DDHH que sostienen los gobiernos de los Kirchner! Pero entonces, ¿por qué digo que soplan inquietantes vientos, delirantes vientos? Porque últimamente, es decir, durante los gobiernos a los que hago referencia ha comenzado a revivir un maniqueísmo que sufrí siendo muy pequeña, allá hacia los años cincuenta, por eso digo que la madurez cívica aparece como relativa.  Hoy observo que tanto personas muy elementales como otras de gran desarrollo intelectual han entrado en una polaridad que como mínimo preocupa y que podemos expresar, tomando un hecho actualísimo, de la siguiente manera: La Presidente y el anterior presidente, su difunto marido, estaban enemistados con el ex cardenal Bergoglio; no soy partidario de la presidente y su marido, ergo apoyo al actual Papa Bergoglio y por lo tanto él, su figura, alcanza  dimensiones morales que le desconocíamos.    
 Justamente Bergoglio en el año 2004 consideró blasfema la obra que León Ferrari exponía en ese momento y una jueza local clausuró la muestra, pero finalmente la Cámara en lo contencioso, administrativo y tributario revocó la clausura y la obra pudo ser exhibida.        
León Ferrari, en esta muestra y en otras, produce collages en los cuales interpela fuertemente a la iglesia como institución; en esta particularmente combina esas imágenes   con otras del nazismo y de los genocidas que están siendo jugados, fundamentalmente los de la primera junta militar. Nunca más expresa, implícitamente, el mandamiento ético de recordar. El psicoanálisis ha cuestionado la linealidad histórica del cristianismo para el cual, durante muchos siglos, la vida del hombre era sólo un viaje sobre la tierra que se reivindicaba con ese último momento de su vida, la muerte, que si se cumplía de acuerdo a determinados ritos, lo elevaba al cielo. El psicoanálisis cuestiona ese movimiento lineal del homo viator y propone un movimiento circular, a la manera de los griegos, de eterno retorno sobre lo mismo. Por eso el recordar, se vincula al no repetir, o en todo caso, si vamos a repetir, tal nuestra esencia, no lo hagamos tan dolorosamente.    
Ha sucedido y, por consiguiente, puede volver a suceder. Puede ocurrir, y en cualquier parte;  es la frase de Primo Levi que parece condensar la necesidad de recordar. Y hoy, cuando el senil Jorge Rafael Videla llama a derrocar al gobierno y los contrarios al frente gobernante elevan loas al devenido humilde y bueno  Bergoglio y los genocidas juzgados en Córdoba se presentan con escarapelas del vaticano, es cuando más que nunca tenemos que elevar nuestras voces por un ¡Nunca mas!    
Theodor Adorno  dijo: Después de Auschwitz no se puede escribir poesía. Pero luego cuestionó su propia aseveración cuando expresó: El sufrimiento perenne tiene tanto derecho a la expresión como el martirizado a aullar .    
 El próximo lunes 25 de marzo, a las 19 horas, en el Colegio de Psicólogos descubrimos otra placa en homenaje a los psicólogos y estudiantes de psicología desparecidos o asesinados durante la última dictadura cívico-militar. En oportunidad de la inauguración de la primera, hacia fines del ’98, ése acto tuvo el carácter de una honra fúnebre a esos compañeros que en su momento, por haber –en su mayoría- “desaparecido”, y por el terror imperante, no le pudimos hacer.     Hablábamos con Marta Greiner acerca de su obra “Sudarios”, hecha especialmente para esta ocasión. Ella me señalaba la marca de los cuerpos en los sudarios, y la transparencia que permite proyectarnos hacia el futuro. Y también proyectar en ellos la vida, representada por las hojas verdes y la instalación con césped y flores. Ella “aúlla”, a la manera del Grito de Munch; expresa en sus sudarios aquellos con los que no se ha podido cubrir los restos fúnebres de nuestros compañeros desaparecidos.    
El testimonio de las víctimas y la producción de los artistas que, dándole una vuelta al sufrimiento, nos lo hacen digerible por medio de la ironía, de la risa o también del llanto, en su creatividad,  tienen que ver con modos de expresar ése dolor, ésa pérdida. Los artistas que hoy exponen acá, como la querida Marta Greiner, nos permiten acercarnos a ese sentimiento de lo siniestro, esa estética en la cual lo familiar y lo más extraño se funden, se condensan.    
 Los que hemos sido jóvenes en los ’70, tenemos, más que nunca que recordar, sin “remilgos estéticos”   que la última dictadura torturó, mató y desapareció a muchos de nuestros amigos y compañeros y se apropio de muchos de sus hijos… Son cuestiones dolorosísimas, no son abstracciones… Es un real de la política que tenemos que recordar día a día. Hay muchas personas que hoy aún sufren por todo eso. Las tres décadas de democracia no han conseguido aliviar el dolor de quienes no han podido poner un sudario a sus muertos y enterrarlos en paz.
Al horror y al desgarro, opongámosle producción artística; al maniqueísmo, esa fraternidad discreta, ese necesario respeto a la diversidad que nos hará sentirnos menos solos en este mundo que por momentos se torna tan inhóspito. Por eso, nuevamente y más que nunca: ¡Nunca Más!
Rosario, martes 19 de marzo de 2013


Descripción: https://fbcdn-sphotos-d-a.akamaihd.net/hphotos-ak-frc1/s720x720/599762_10151397960258813_1108931619_n.jpg



Descripción: https://fbcdn-sphotos-d-a.akamaihd.net/hphotos-ak-prn2/s720x720/208708_10151397961333813_967850783_n.jpg



Descripción: https://fbcdn-sphotos-c-a.akamaihd.net/hphotos-ak-prn1/s720x720/164209_10151397962733813_241275757_n.jpg



Descripción: https://fbcdn-sphotos-a-a.akamaihd.net/hphotos-ak-ash3/s720x720/562893_10151397963643813_1864390490_n.jpg